Ya falta menos para que Lady Gaga engalane con su show el espectáculo deportivo más esperado por millones de personas en el mundo, el Super Bowl, por lo que se han desatado mucha información respecto a lo que veremos o no dentro del medio tiempo, como es el hecho de que la cantante habría sufrido ¡censura!, por parte de los organizadores.

Entertainment Tonight había dicho le prohibieron a Gaga hablar de política, en específico del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya que la estrella tenía pensado tocar el tema dentro de los 13 minutos que tiene en el Super Bowl.

Inmediatamente, la NFL salió a aclarar que era completamente “falso” y que:

“Esto son disparates sin fundamento de gente que intenta fomentar la controversia donde no existe. El Super Bowl es un momento en el que la gente se reúne verdaderamente. Lady Gaga está enfocada en crear una presentación increíble para sus fanáticos y amamos trabajar con ella en eso; no vamos a distraernos con esto”, explicó Natalie Ravitz, vicepresidente senior de comunicación para la NFL a CNN.

Y es que recordemos que la intérprete de “Bad Romance” apoyó la candidatura de Hilary Clinton y cuando perdió, en noviembre pasado, a Gaga se le ocurrió ir a Nueva York y pararse frente a la oficina de Trump sobre un camión de basura en el que mostraba una pancarta que decía “Love Trumps hate” (El amor vence al odio).

Pero la locura que pretendería realizar es una entrada inolvidable, para ello dicen que se le ocurrió iniciar el espectáculo en ¡el techo del NRG Stadium de Houston!, porque la estrella pop está dispuesta a todo para triunfar ese día.

De acuerdo con Page Six, su equipo está buscando la manera de que esto sea posible sin que ponga en riesgo la seguridad de la cantante.

“Están creando múltiples planes sobre cómo llevarla de manera segura al techo, incluyendo cortar un agujero en el techo“, explicó la fuente al medio.

De hecho, se les ocurrió que podría grabar el inicio y ya la presentación formal fuera en vivo; sin embargo, Gaga está empeñada en hacerlo todo directo y sin cortes lo que ha puesto a temblar a su staff. ¿Será?

Asimismo, se dice que tras finalizar su actuación, Stefani Germanotta -nombre real de la cantante- anunciaría su tour mundial y con ello pondría a la venta los boletos algo que resultaría todo un éxito para agotar las entradas de una sola vez, tal como lo hiciera Madonna en el 2012 cuando la Reina del Pop fue la encargada de amenizar el medio tiempo de este evento.

Sólo falta conocer lo que Gaga tendrá este 5 de febrero, día en que se realizará el Super Bowl LI.

(5)

Lady Gaga prepara tremenda “locura” para show de Super Bowl