El lunes, la firma Versace lanzó un comunicado a los medios, en el que expresa que jamás autorizó la creación de la serie de FX llamada ‘The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story’. Así como tampoco el libro en el que está parcialmente basado el proyecto, para la construcción de los guiones.

Esta serie debería ser solamente considerada como un trabajo de ficción.

Ante el anuncio, Ryan Murphy, productor ejecutivo, decidió cubrirse las espaldas y apoyar a la serie que será lanzada al aire el 17 de enero, y contará con las actuaciones principales de Édgar Ramírez, Ricky Martin, Penélope Cruz y Darren Criss.

La familia Versace ha dicho que es un trabajo de ficción; no es un trabajo de ficción. […] ‘Versace’ está basada en un libro de no ficción de Maureen Orth que ha sido discutido, analizado e investigado durante cerca de 20 años. Ella ha trabajado para ‘Vanity Fair’. Maureen Orth es una periodista impecable y nosotros apoyamos su investigación. Nuestra serie está basada en su investigación, así que no es un trabajo de ficción, es un trabajo sobre no ficción obviamente con elementos de docudrama. No estamos haciendo un documental

Luego de ello, la reconocida marca de ropa se sintió en el deber de aclarar las palabras de Murphy y redactó un segundo comunicado, eso sí, dejando claro que será el último que emitirán sobre el tema.

Como ya hemos dicho antes, la familia Versace no ha autorizado ni ha tenido ningún tipo de implicación en el desarrollo de la inminente serie sobre la muerte de Mr. Gianni Versace, que solo debe ser considerada un trabajo de ficción.

La compañía que produce la serie asegura que está basada en un libro de Maureen Orth, pero lo cierto es que ese libro está lleno de cotilleos y especulaciones. Orth nunca ha recibido ningún tipo de información de la familia Versace ni de gente cercana a ella, y por eso no tiene ninguna base consistente para afirmar nada sobre la vida íntima de Gianni Versace y de sus familiares.

En su lugar, en un claro esfuerzo de crear una historia sensacionalista, presenta solamente rumores sin fundamento llenos de contradicciones. Orth hace varias afirmaciones sobre la condición médica de Gianni Versace basándose solo en lo que dijo una persona que aseguraba haber revisado el examen postmortem que le hicieron, pero a la vez admite que sería ilegal haber revisado esos resultados, si es que alguna vez existieron.

Es más, para sustentar sus espeluznantes tesis, la periodista ignoró de manera deliberada los desmentidos a esas informaciónes que le hicieron algunos miembros de la familia de Mr. Versace, gente que vivió y trabajó de manera muy cercana con él y que estaban en la mejor posición para saber la verdad sobre su vida.

Gianni Versace fue un hombre honesto y valiente, que se implicó en labores humanitarias para beneficiar a mucha gente. De todos los posibles retratos que podían hacerse sobre su vida y legado, nos parece muy triste y denunciable que los productores hayan escogido presentar esta distorsionada versión creada por Maureen Orht.

(10)

La firma Versace no está de acuerdo con la serie sobre el asesinato de Gianni